viernes, 27 de enero de 2017

Episodio de un viaje (parte dos)...

http://cristinaaced.com/blog/2012/03/02/los-codigos-qr-como-herramienta-de-comunicacion/

Y aquel príncipe intrépido propone
saltar y recoger aquel juguete.
Los ojos (ya nublados) de la joven
actúan resposables y prohíben
al niño enfrascarse en tal tropel.

Protesta aquel pequeño, y proclama
partir para el rescate de la pieza.
Una AlbA resignada a perder
un sueño atesorado en un mensaje
desestima una opción de tanto riesgo.

Entonces, desde al lado, justo al lado
del trono improvisado de aquel rey
que juega a actuar porque es su sino,
un ciego que lo mira, que lo escucha,
un ciego ha decidido tomar cartas.

Un ciego que lo ve, reincidiendo,
decide intervenir para dar luz;
decide iluminar aquella escena
y entonces añadirse a aquella baza
del riesgo desafiante y que provoca.

¡Detente, caballero, enfrentemos 
la suerte que el destino nos depare!
Venid, acompañadme, acudid
conmigo hasta este poste de señales
de humo que hay en medio de este campo.

Prendamos el botón del encendido,
hablemos a través de este canal,
mandemos un mensaje de palabras
perdidas por un hueco escondido
desde el cual nos respondan y den turno.

Parece ser que AlbA, confortada,
está empezando a ver una salida.
Es ella quien da el paso, quien relata
este acontecimiento fortuito
que nos lleva a invocar que nos ayuden.

Contemplo silencioso y admirado
al lado de aquel rey, enardecido,
como su voz deshace este entuerto...

(continuará...)

Para leer la historia al completo
volver en este blog hasta la entrada
anterior 






jueves, 26 de enero de 2017

Episodio de un viaje en la ciudad...



Ayer me encuentro a AlbA acompañando
al vástago de un hombre ausentado
que repite a su hijo que es el rey.
Están sentados juntos en un banco,
esperan que el metro arribe y abra
sus puertas para entrar y seguir viaje.

Con fuerza y energía de la infancia
el pequeño atrapa en sus manos
una bolsita, de las manos de AlbA,
las manos bien cuidadas, manos suaves,
las manos de la joven que sostienen
un regalo llegado de muy lejos.

La caza del regalo, ¡qué aventura!
Mirar y ver los ojos de la joven,
mirar y ver sus ojos, que concentran
memoria y emoción en la mirada,
mirándose en la bolsa, que es un sobre,
un regalo llegado de muy lejos.

Y el pequeño, jugando a ser ladrón,
arrastra tras de sí aquel regalo
con tal mala fortuna que entonces
el estira y afloja hace que
del cofre del tesoro salten chispas
y el regalo se caiga a la vía.

(continuará...)

miércoles, 25 de enero de 2017

Diálogos platónicos...



Y al cabo descubrir una vez más
eso que se repite y que resuena,
que suena y resuena y resonando
nos hace recordar esas imágenes,
esas ideas dichas por decir
que, parece mentira, no acabamos
nunca de decir y de decir...

¿Será que disfrutamos con fruición
del placer del decir y del decir?
¿Será que al cabo hemos comprendido
que las palabras, pobres, pobreCitas
remiten a otras citas, a memorias
grabadas en la mente que se cuenta
diciendo y haciendo al mismo tiempo?

Decir, hacer, decir, o comoquiera
que el orden de factores se reordene...
¿Dónde empieza, adónde sigue y va
adónde...? Son probables más de seis
combinaciones con repeticiones
con reflejos que brillan dos a dos
en trayectos entre puntos en espejos...

No solemos decir, quizás hacer,
que es el amor platónico la idea
que se mueve y que suena en el diálogo...
Nos da apuro, y tiene así que ser:
"solo sé que no sé, que no sé nada",
como dice esta cita que remite
al primer pensador que hemos pensado;
y si nada es que sé, entonces sí
puedo decir, hacer, decir, crear,
imaginar, idear, reformular,
reinventar el mundo por entero...

Y, mientras, decidir no olvidar
ser humilde exiliado mientras tanto...

martes, 24 de enero de 2017

El sueño de la tierra prometida...




Hermes, el mensajero, que te entrega
sellada en una carta tu misión:
se tratará de un viaje hasta Egipto
para darles paseos a turistas
a orillas de aquel Nilo en la ribera 
y por esas ciudades de importancia
y que son importantes hasta Asuan...

... Tan solo, una mera excusa, sí,
es una mera excusa en realidad,
la excusa para el viaje que aparente
un aparente azar, tal vez, azar.
azar en relación con el servicio,
azar en relación con el deber,
azar necesidad, también capricho...

... Agustín, que al mando de la nave
adviertes las señales, signos, marcas,
las cuñas que sostienen el camino,
las curvas con peraltes del trazado
que te han de conducir para que llegues
al punto del destino de tu encuentro
con Jasón, argonauta que te espera...

... Ha habido que esperar que el tiempo pase
tAl cuAL pAsAn lAs barcAs y lAs pArcAs
en tiempos repetidos en los cortes
de tiempo, en las líneas de este tiempo,
lAs barcAs y lAs pArcAs espirAles
en tránsito y en surcos de esta mar,
la mar Mediterránea prometida...

Escrito, en paráfrasis y en plagio
de un poema de viaje de Agustín...
copiado queda, 20 4 01 2017

"Viaje a Itaca", de Constantin Kaváfis
https://www.youtube.com/watch?v=m8GBAJmSIdM

lunes, 23 de enero de 2017

Haz tú lo que la calle va diciendo...

Déborah Puig-Pey:


Voces de lo diverso, se silencian,
de la diversidad, la democracia,
de la contradicción, la dualidad,
de fuegos y fueguitos, la ternura;

nada se queda en nada, la energía
del río, desbordante, el entusiasmo
(no tanto el optimismo, entusiasmo)
fluya con la alegría del jugar;

soñar y delirar, nadar, ser niñ@,
soñar para vivir, para vivirse,
vivir soñando sueños que vivir,
vivir por la utopía, respirANDO;

vivir por la utopía, siempre lejos,
vivir por la utopía por vivIRSE,
vivir por la utopía por anDARSE,
andar y desandarse en los caminos,
saberse en los amores, aunque duelan,
amAR, con arrebato y desespero,
amOR, con desengaño y humildad...

Como tú, como tú, guijarro humilde,
como tú, como tú, Galeano humilde,
como tú, como tú, cigarra humilde,
como tú, como tú, loba y sirena,

como tú, y tu eterna dualidad:
el canis de los lobos y el felino
de tales fieros gatos más salvajes
tomando la ternura en el regazo;

como tú, como vos, Galeone y Galeano
Mairena y Machado y Manuel
y León y Gabriel y Federico
y Clara y Ernestina y Simone y...


Paco Ibáñez - Como Tú (León Felípe)

sábado, 21 de enero de 2017

De la tierra hacia el mar precipitada...




"... tornen a casa pel camí del bosc,
amb els peus descalços i l'olor
de la terra adherida per sempre
a la pell, als cabells, al ventre.
tornen a casa amb gana de lloba
i mengen pa i olives i mel.
i res ni ningú no els pren la vida."


sònia moll gamboa, "la princesa cavaller"


Escucha esta canción clicando el nombre:
Galeone





¿Quién dijo imagen tierra, quién sabía,
conocía la casa en la montaña?
¿Quién escogió el enclave tierra adentro,
quién eligió mirar hacia la cima,
mirar a ese paisaje y no al mar...?

Abismos, galeones, oceanos,
los cantos de sirenas atrayentes,
los vientos desatando el temporal,
los ojos, los oídos, casi ciegos
y atados contra el mástil de la nave...

La mar, el mar, mar dual, en femenino
y en nombre que se nombra en masculino,
la díada y el doble que se buscan
desde hace mucho tiempo, tanto tiempo
buscándose en la arcilla de las playas...

La voz de la sirena de la sal,
la voz, la voz de sal, de la sirena,
la voz de la sirena que despierta
con Sol de Sal de Voz entre las ondas
que nadan en su mente con su canto...


Se oye ese sonido que acaricia
perfiles en los párpados abiertos...

viernes, 20 de enero de 2017

Dos hijos de Selene y de la Aurora...


ANÓNIMO: Mihrab, Mezquita de Córdoba, www.artehistoria.com

Entre las reformas y ampliaciones que llevo a cabo Al-Hakam II en la Mezquita de Córdoba, el mihrab, que estaba decorado con mosaicos bizantinos, se precedió de un recinto con cúpula que constituía la maqsurah, espacio reservado para el califa.
Aquí se levantarán las cuatro bóvedas más significativas de toda la construcción, ya que sus nervios no se cruzan en el centro.
Su origen parece encontrarse en Mesopotamia, pero en Córdoba se dan los ejemplares de carácter más monumental. Se inscriben en un esquema octogonal en el que ocho finos arcos se entrecruzan para sujetar una cúpula de gajos, que constituye el tradicional esquema de dos cuadrados colocados a cuarenta y cinco grados.
Para su ornamentación se hizo venir a artesanos de Constantinopla, que son los artistas responsables de una suntuosa decoración vegetal.


En el espacio-tiempo expulsados
dos hijos de la luna y de la luz;


Dos céfalos bifrontes reflejados
cruzando entre los puntos de los píxeles.

Llegan, han llegado desde lejos,

bordeando trayectorias circulares
crecientes de reflejos incendiados.

Alforjas bien repletas, mil historias

de largo recorrido, navegantes
de calles y corrientes más profundas.

Llegados a este punto, reconocen
un centro, el mismo centro de este culto,
un enclave sagrado que se orienta,
orienta su mirada hacia el sur:
la mirada de oriente en el Mihrab;
y miran desde Córdoba y desvían
los grados de los focos de los ojos,
mirando hacia detrás y hacia delante
las fases de teselas del camino.

Mosaico, arabesco o trencadís,
el mundo se presenta en un cuadrado
de bóvedas que miran hacia el aire
para caer de bruces hacia el suelo.

Se han reconocido en su rol,
asumen la anagnórisis y el sello,
reinsertan los senderos repetidos,
van a seguir andando y desandando,
aceptan su papel y su destino,

regresan a su origen y al futuro,
sus ojos en Selene y en la Aurora...




jueves, 19 de enero de 2017

Abriéndose los ojos, las orejas...

CCG 2012: Jardi tancat. Nacho Duato
Extracto de Aínda, producción del 2012 del Centro Coreográfico Galego
berlioz silvia


Y el tiempo, sobre el ritmo endecasílabo,
circula y da vueltas pronunciadas;

está muriendo un dios, y hay que cantar
aquellos cantos fúnebres festivos,
tañendo como antes, celebrando,
bailando viejas danzas, renovando,
las notas en la música en las cuerdas,
la lira y el cantar y nuevos pasos
con danza y con música concordes;

cantar como después, seguir cantando,
como quien oye pájaros reloj,
los pájaros de luz que van rompiendo
tal como rompe el alba cada día
cuando abres la ventana del jardín
para inspirar el aire y el perfume
que embriaga los sentidos y la mente;

y cruzas agujeros negros, puertas,
oscuras, más oscuras del cerebro,
los huecos condensados, conectados,
creciendo en espiral, y revolviendo
la sopa en la marmita a fuego lento,
olores y sabores que a consciencia
tú miras, oyes, sueñas, comes, bebes;

sigue amanecïendo, sigue, sigue,
porque suena el canto de los trinos,
para que suene el canto en tus vocales,
poética en espacios en instantes
nombrados, recorridos y sellados,
espacios de presente con pasado,
los mismos con futuro y sin futuro...

miércoles, 18 de enero de 2017

Seguir cartografiando por las calles...

Maurits Cornelis Escher: Cóncavas y convexas, www.es.wahooart.com

Ya sabéis que son las ciencias
que más curso y más estimo,
matemáticas sutiles,
por quien al tiempo le quito,
por quien a la fama rompo
la jurisdicción y oficio
de enseñar más cada día;
pues, cuando en mis tablas miro
presentes las novedades
de los venideros siglos,
le gano al tiempo las gracias
de contar los que yo he dicho.
PEDRO CALDERÓN DE LA BARCA: La vida es sueño

Desde lejos, trazando laberintos 
de lejos, en el tiempo, en el espacio,
andando, otra vez, y desandando
otro mapa de calles de memoria.

Unos escasos días para ver,
andar y desandarse de palabras,
andar y desandar desde un principio
como si fuese entonces un comienzo.

De repente, los versos de Basilio 
que suenan y resuenan en voz alta:
no solo, Agustín, declama en medio
de su decir diciendo lo que dice.

¿Qué trasfondo se entraña en esta cita
de percepción sutil y matemática
en contra de este cambio natural?

¿Qué implica este error en la lectura
físico-matemática de estrellas,
en orden sin desorden y sin caos?

Segismundo se queja amargamente
de esa humanidad que le ha negado
un padre convencido de su ciencia,

que le ha negado el sueño y la vida,
que da crédito a estrellas y no duda
(quizá es aún muy pronto para dudas...)
del método que dicta su saber.

Un padre que condena bajo tierra
y acusa a su hijo de asesino.
¿Pero qué puede hacer un padre al cabo
sino ser el culpable del delito
que un hijo se cuestiona cometer?
Otra vez es cuestión, lo ha sido antes,
lo está siendo y será después sin duda,
de si saber estar antes que ser.

Y al tiempo, al mismo tiempo, por el mundo,
una niña arrastra a su padre
herido por la guerra entre los hombres.
Lleva en su otra mano una muñeca:
RosAura, también L_Aura, o Aurora
señalando... estrellas que soñar...

martes, 17 de enero de 2017

Hablando, ya me callo...



Ya me callo, pues he de hablar del mundo
y estar, no solo ser y hablar de mí...


(¿Se puede abordar viejos sentidos
y el lastre de la historia del lenguaje?)

Contar, lo que se dice contar: ¡NO!,
que el mundo está muriéndose sin vida...

lunes, 16 de enero de 2017

Debate del andrógino...

Marie Josèe Croze, ángel de la muerte en
Las invasiones bárbaras, de Denys Arcand.

Se sentaron los ángeles demonios
una tarde con copas de ambrosía 
a debatir si nombres o adjetivos 
u oraciones pudieran dar sentido
a un debate de dar cuenta y razón.

Buscando sustanciar luces y sombras
probaron a enunciar palabras de otros:
aquellos que describen pensamientos,
aquellos que postulan los valores,
aquellos que dan vida a las mentiras...

Como un juego de cartas-arquetipo
empezó la partida, y al principio
barajaron, sentaron los supuestos.

Y al cabo acordaron sostener
un pulso entre contrarios entre títulos.


Un título formula una apuesta,
un eco fascinante, primigenio
vestigio que ha dejado un creador
al recoger el flujo de las voces
sabiendo y no sabiendo ser feliz.

Nada como el cine en nuestro tiempo
para apagar las luces de la sala
y ver pasar las sombras otra vez.

Sabiendo que no es cierto, un jugador
lanzó sobre el tapete la película
Las invasiones bárbaras, de Arcand.


Hubo quien exigió establecer
la reglas del debate nuevamente;
pero ya esa baza estaba en juego
y aquellos predicados nominales
que buscan atribuir significados
formularon hipótesis y tesis
discutiendo incluso conceder
el preciso espacio a la síntesis,
el tiempo y el espacio que se crean
para crecer en círculo espiral.

Las invasiones bárbaras ha sido
una confesión.
Las invasiones bárbaras ha sido
una convulsión.
Las invasiones bárbaras ha sido
una conmoción.


Las invasiones bárbaras ha sido
y es y quiere ser imagen dual:
el duelo entre contrarios que nos duele
y el duelo entre contrarios que nos place...


domingo, 15 de enero de 2017

Removiendo la sopa en la marmita...

























Y buscas comprender la dualidad,
vertiendo soluciones y mezclando
los líquidos del cuerpo y del espíritu.
Pobre mortal, consciencia escindida
buscándose a sí misma tan perdida,
mirando si se ve sobre el fluido
y al verse que aparece y no aparece,
y al verse que aparece y que circula,
al verse y al no verse circulando,
se asusta, se interroga, se pregunta:
¿cuál deberá de ser la imagen mía,
la imagen que se forma y que circula
sobre el espejo cóncavo y convexo
sobre la superficie de la pócima?

Pobre mortal, sí, pobre, convocado
a componer el tángram de consciencia,
aquel rompecabezas multiforme
que no niegue la vida que ahora abunda.
Pobre mortal, sí, pobre, al advertir
la inmensa dimensión de esta tarea,
la ingenua sensación, casi segura,
a veces, solo a veces, mientras tanto,
de despertar de un sueño y revivir
la cándida consciencia, casi oculta,
de comprender que, a veces, solo a veces
el encuentro imposible es imposible
el encuentro humano y tan divino,
el uno que es un uno y que es un cero.

Ha de morir el dios para vivir
el ser, también estar, del ser humano...




sábado, 14 de enero de 2017

Escalera en el mar...





















¿Cómo empezar a hablar con el lenguaje
que ensaye los sonidos del silencio...?

Se me ocurre partir de encrucijadas:

Callar para escuchar tras discernir,
en medio de un diálogo consciente:
"Ya me callo, escucho lo que dices..."

Callar, quizá exponerse a encontrar
los signos que articulen la sintaxis
y emanen los sentidos más profundos...

Callar y retirarse y esperar
que tiempo y experiencias se entrecrucen
y al modo de Neruda se confiese:
"confieso que he vivido", y es ahora...

Callar y reescribir, después leer,
rememorando a Borges, remarcando
el carácter creativo de releer...

Callar y recordar aquella música
callada de san Juan, y así quedarse
y olvidarse y dejar todo cuidado...

O, al cabo, bajar por la escalera
y por fin disfrutar con fruición
la lírica cordial que fluye siempre
del sonido del mar universal,
del mar, de las orillas, las arenas
continuum de cultura popular:
la primera y la última esperanza...


viernes, 13 de enero de 2017

Café que despereza día a día...
























Un trece entre cenizas en la taza
un trece en este viernes y un café
temprano, en este tiempo, viernes trece
manciatto, lentamente, perezoso
el negro más intenso, ennegreciendo
la piel de esa ambrosía que embriaga
asciende y desciende en espiral
cual canto de mujer con son cubano.

El tiempo va creciendo y decreciendo,
con tiempo, recreándose en compás;
los límites de tiempo, tan humanos,
no saben dónde vienen, dónde van,
subiendo por los aires sin confines,
trazando con el humo espirales
con párpados cerrados, degustando
por dentro, y bebiendo sorbo a sorbo...

Agustín imagina que ha visto
la noche en una playa contemplando,
testigo imaginario que va viendo,
a un niño atareado en plena acción.
Y si eso ha imaginado es que lo ha visto,
y viéndolo va viéndose a sí mismo
que crea y que recrea y se recrea
despacio, poco a poco en el café.

Dicen esas historias más antiguas
que un santo se detuvo frente a un niño,

mirando arrebatado al inocente
dispuesto a recoger con una pala

el agua y la sal de todo el mar...
Benditos inocentes reincidiendo,
habiendo imaginado previamente,
habiendo predispuesto, imaginado,
imaginado, dispuesto y practicado,
heridas en la arena, en la arena,
un agujero negro cual la noche,
ese agujero negro condensando
la inmensidad del agua y de la tierra,
la densidad del aire y el calor,
la arcilla de contrarios renovada:
crear de nuevo el mundo y verterlo,
beberlo en una taza de café...

Viernes, 13 de enero de 2017

miércoles, 11 de enero de 2017

Sujeto reincidente norte-sur...

















www.20minutos.es/noticia/1882764/0/valla/melilla/claves/


Y un joven Agustín salta de nuevo
las vallas levantadas en Argel...

Riqueza de injusticia en tanto en cuanto
tener o no tener crea miseria.
Las palabras, las míseras palabras,
las palabras sencillas más humildes,
las míseras, sencillas y tan dignas,
unas pocas palabras pronunciadas
abundantes sean balas de la sangre,
la sangre color fresa derramada,
la sangre color sangre, color fresa,
que tiñe las paredes de los muros
extramuro intramuro que saltar...


Reincido en la incipiencia permanente,
tal cual es esta libre decisión...

martes, 10 de enero de 2017

Me ando y me desando con vivir...


http://hubpages.com/education/Chronos-God-of-Time 


Importa demasiado lo que pasa
para dejar pasar sin hacer nada.
Hasta Crono ha salido de la cueva
para ir recambiando embarcaciones...

Sobrellevo mi nave mientras tanto...


Dear Peter. Luis Eduardo Aute.
También para aquel amigo Antonio...



sábado, 7 de enero de 2017

Los tiempos desmedidos...


Joan Miró: Tápiz de la Fundación.



Pasado con presente con futuro,
Presente con futuro con pasado,
Futuro con pasado con presente...

¡Presente más presente más presente!