martes, 21 de diciembre de 2010

Mujeres pitonisas en oráculos

La sibila de Delfos (1510, 350 × 380 cm),
fresco de Michelángelo (1475-1564)
en la Bóveda de la Capilla Sixtina

Desde un primer momento de intuición
sus voz en el acierto ha sido en verso
consonante en la métrica melódica
de composición rítmica en la música.

Secretos en entrañas en oráculos
en láminas de plomo restañadas
de Pitia, Pitonisa, o Sibila,
transcitas en estrofas en poemas.

Mujeres pitonisas que han tenido
el don de adivinar en el decir,
el don de adivinar en la belleza
del azar en los trazos de los versos

sabiendo descifrar los desatinos,
sabiendo releer en la locura
enigmas en poema imaginados,
mensajes enterrados en los suelos,
señales en el borde del abismo
símbolos en el vuelo de los pájaros,
semillas en el fondo de las tazas,
luces en las estrellas de la noche,
estelas en las olas de los mares,
aromas en perfumes de las flores...

Las voces de mujer, las mismas voces
que se oyen y se dicen y se escriben
en acústica arcana y dioscúrica
que es capaz de crear los nuevos sones
en susurros que rondan los secretos,
en susurros
secretos encerrados
en arcas más antiguas que la muerte,
en arcas de la muerte tan antiguas
en la muerte que acaba dando vida,
en la vida que acaba dando a luz...

7 comentarios:

Laura Uve dijo...

Aunque no soy hechicera, ni encantadora, ni tengo poderes mágicos, ni el don de la adivinación..., sí soy mujer (y contenta de serlo), y como tal admiro y me sorprendo de tu dedicación poética a las mujeres.

Así que, por lo poquito que me toca, mis agradecidos abrazos te envío........... poeta.

Mercedes González dijo...

Nos tocará este año la lotería? quién lo puede adivinar?

Besitos, salud y suerte

Pilar Vidal Clavería dijo...

La lotería todavía no lo se, pero lo que si toca es la ilusión de leer y compartir vuestros escritos que han pasado de virtuales a tan cercanos que reconfortan todos los días del año.

Abrazos

marce dijo...

Feliz creación de versos,
por los siglos de los siglos.

un abrazo.

Alice se perdió dijo...

Yo me veo más como Casandra. Las pitonisas tienen mucho más glamour: la gente las respeta y las teme, pero a la pobre Casandra...

Enric, ¿cuándo le dedicas un poema delicioso a Casandra, anda...?

(Y ahora es cuando tú me contestas que mire en las entradas de marzo, y yo me muerdo la lengua... Bueno, ten en cuenta que lo mío es la adivinación a futuro, ¿vale?)

;-)

Besitos,

Rayuela dijo...

círculo
perfecto
de
símbolos
y
enigmas
adivinados
sabidos*

Isabel dijo...

A ver si las pitonisas nos auguran un futuro mejor para todos, confiemos.

Un abrazo.