viernes, 11 de febrero de 2011

Mujer en altavoces en la calle



Habrá que fabricar un alfabeto
un nuevo alfabeto, nuevos signos
acordes con el signo de los tiempos,
capaces de enunciar qué es lo que pasa.

Tendremos que decir qué está pasando,
lo bueno y lo malo de este mundo
en voces del vivir y el desvivir
entre estas magnitudes que se mueven.

Habrá que hablar entre estas magnitudes
sin dejar nuestra voz en manos de otros,
a veces destacando qué da vida,
a veces denunciando qué da muerte.

Decir con fuerza en voz irrefrenable
qué envenena este globo que habitamos,
qué ahoga las aguas y los aires,
qué destierra la tierra de las plantas.

Decir con fuerza en voz irrefrenable
quién promueve el valor en promoción,
quién defiende tan sólo la codicia
y el individualismo insolidario.

Decir con fuerza en voz irrefrenable
quién maquina el lavado de cerebro,
qué nos lava el cerebro y nos atonta
en una mayoría silenciosa.

Habrá que hablar, decir, largar la lengua,
retomar la palabra en nuestras bocas,
abrazar con la voz los sentimientos,
recobrar el sentido en los sentidos,
pronunciar: somos libres, y queremos
el respeto por la naturaleza,
el valor de que a nadie se le excluya,
la belleza en las cosas más sencillas,
la lluvia del cerebro en creación
el tiempo de miranos a los ojos,
la dicha de notar que estamos vivos
y vamos a librar nuestra energía,
para actuar, tranformar, hacer de nuevo,
hablar de nuevo nuevamente
en las calles en cambio en este mundo
y en los nudos en cambio en esta red...

31 comentarios:

Pilar Vidal Clavería dijo...

Aunque veces las voces no se dejan, no se quieren o no se pueden oir, poco a poco aprendemos a escucharlas, a dejarnos invadir por las palabras, que son también un sentir para vivir de una manera diferente, lejos de la codicia y cerca de la esperanza.

enric batiste dijo...

Pilar, doy mi palabra de esperanza
para quien quiera unirse y escuchar
las voces y palabras que pronuncien
vivencias de maneras diferentes...

Y un beso de esperanza compartida

Rayuela dijo...

me uno y escucho las voces.

besos, maestro*

Mercedes González dijo...

Denunciar, liberar la voz oprimida recuperando la palabra.

Me ha encantado el poema!!!

Besitos, compañero

enric batiste dijo...

Maestra de las voces de rayuelas
de tizas desde el suelo hasta el cielo
mi oído acompañado con tu oído
se alegra de saber que no está solo...

Y un beso en los oídos más diversos

enric batiste dijo...

¡De voces liberadas las palabras,
que salgan a las calles y a la red,
en versos, en anversos, en reversos
que griten hasta aquí hemos llegado!

Y un beso de los versos de Mercedes

Laura Uve dijo...

Que las voces de las mujeres se oigan, en paises de mayoría musulmana, es importantísimo,será una señal de que las cosas van bien y cambian.

Así que voces al aire y libertad para esas voces.

Un abrazo.

enric batiste dijo...

Las voces de mujeres nos liberen
que el mundo va estancado para atras.

Y un beso de esas voces que liberan

Aquí me quedaré... dijo...

De mujeres, de hombres de niñas y de niños...
gritemos libertad.
Felicidades, enric, por tu maravillosa poesia.

Besos a todos

enric batiste dijo...

Muchas gracias, Aquí me quedaré,
tu voz en altavoz se ha expandido.

Y un beso en esa voz que ha eclosionado

Ofelia dijo...

Tantas semillas enterradas durante milenios a punto de germinar, provocarán un terremoto de renacimiento y esperanza para la humanidad.
Besos de cambio***

Elvira dijo...

Te digo lo mismo que Laura.

Besos

enric batiste dijo...

Ofelia, ojalá tengas razón
hay días en que miro preocupado
lo que pasa y que pase por allá...

Y un beso en las mujeres que greminan

enric batiste dijo...

Elvira, me refirmo en la esperanza
en las mujeres, jóvenes mujeres
que entienden la importancia de cambiar...

Y un beso de esperanza de mujeres

marce dijo...

Hablar y por hablar claramente así lo echaron como a tantos otros (los que con hierro me echasteis, con gaita me recibisteis. Curros Enriquez). Parece, en tu texto, que algo nuevo como en tiempos pretéritos nace de esas letras. Dejar de ser un número para transformarnos de nuevo en algo vivo y cambiante como humanos que somos.
Nos hemos hecho tan pragmáticos que da la impresión que esa ausencia de voz viva no volverá jamás.

Me he ido un poco del tema.

Saludos.

enric batiste dijo...

Dejemos de ser números, vivamos
en la naturaleza la voz viva,
Marce, más humanos, más humanos...

Abrazo en natural naturaleza

saltar del tren dijo...

Habrá que adaptarse a los nuevos tiempos, inventar nuevas palabras, escribir desde otro lado...

marce dijo...

Gracias enric,
Caminamos con pasos de reflejos invertidos, guiados en la búsqueda perdida dentro de un escaparate que nos engulle. Sobran razones para plantear algo nuevo que cambie definitivamente nuestro pensamiento y hábitos.
Es un camino largo y lleno de trampas que saltear.

Bon dia.

unha aperta

enric batiste dijo...

Saltar desde otra parte con palabras
que escribes en tus páginas de blog.

Y un beso que acompañe tus palabras

enric batiste dijo...

Marce, seamos sujetos y no objeto
de un mercadeo impuesto de consumo...

Abrazos que acompañen tus apertas

María Goretti dijo...

Enric, con tu permiso desde ahora seguidora de este espacio.
Se sienten profundas tus letras.
Mis respetos y saludos!

enric batiste dijo...

Bienvenida, María, a este espacio
que te sirva a la hora de empezar...

Y un beso de las letras con que escribo

ines dijo...

Mais...

Hoxe estou triste,
sinlandeiramente triste
como si unha ergástula telurica
roese o meu ser
esnaquizándome a alma.

enric batiste dijo...

Inés,
un beso que te quite la tristeza

Isabel dijo...

Siento llegar tarde a esta maravilla de palabras que celebro y comparto.

Abrazos de rebeldías renovadas.

enric batiste dijo...

Bienvenida Isabel, tú y tus palabras.

Abrazos renovados y rebeldes

Alice se perdió dijo...

Me paso otra vez por aquí, simplemente porque te echo de menos, sin más. Espero que estés bien y muy atareado con esos preciosos libros ilustrados.

Un beso,

ines dijo...

¿Que pasa Enric? De lo mejor que has escrito, pero ya no escucho tu palabra

marce dijo...

Saludos batiste. Dónde andan las voces de los finacieros callados en altavoces, mudos. Dónde está la pasta materile, rile, rile, dónde la está la pasta. . . .Nin oyen las voces ni se detienen a recapacitar. El político debería pararse un poco y reflexionar, porque realmente no lo está haciendo. Hace lo fácil.

saludos

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Hola, Enric. Llego hasta aquí a conocerte y a agradecer tu amable comentario en mi espacio, y encuentro un poeta que escribe sobre las mujeres con alma y ritmo de canción. Y a veces, también se une a sus voces y las realza.
Preciosa apuesta a la esperanza.
Un abrazo.

Aquí me quedaré... dijo...

Tres mujeres, altavoces de la calle, Nóbel de la PAZ

Felicidades gracias a tí también por mirar a través de nuestros ojos y vernos tan bien.

Un abrazo