martes, 29 de noviembre de 2016

Cambiante paradigma del pensar...


[...] adaptación de mentalidad. Deberemos estar dispuestos a aceptar resultados basados en la correlación sin entender completamente el porqué (la causa).
[...] me preocupa un montón el peligro de que el análisis de datos masivos sea abusado o usado de mala manera buscando relaciones causales, para castigar a las personas basándose en predicciones. La lección clave que nuestra sociedad y todas las personas que toman decisiones -especialmente los que se encuentran en el gobierno- necesitan aprender es que los datos masivos pueden mostrar correlaciones, el qué, pero no causalidad, el porqué. Una vez que hayamos entendido esta lección (y por lo tanto la limitación inherente a los datos masivos), creo que seremos capaces de cosechar mucho del tremendo potencial de los datos masivos sin exponernos demasiado a los riesgos de su lado oscuro.
[...] como humanos estamos configurados para buscar causalidades. Pero necesitamos darnos cuenta de que las correlaciones a menudo ofrecen información valiosa y son mucho más fáciles de identificar comparadas con la causalidad real. A menudo pensamos que conocemos las causas de ciertas cosas pero no es así realmente, y esto es peor que no conocer la causa en absoluto. Así es que necesitamos tener humildad cuando pensamos en la causalidad, y estar preparados para aceptar las correlaciones.
El big data cambia la forma en que las máquinas piensan -desde tratar de enseñarles reglas hasta tener estadísticas para resolver cuestiones sin la necesidad de entender el porqué.
Kenneth Cukier y Viktor Mayer-Schönberger: Big data, la revolución de los datos masivos, Madrid:TURNER, 2013.

3 comentarios:

giovanni dijo...

Buscar la causa de algo es interesante y mantiene ágil la mente. Dudar si sea realmente la causa, o la única causa, también es interesante y 'necesario' (qué es necesario, desde qué punto de vista?). Datos estadísticos pueden ayudar en encontrar la causa de algún fenómeno como p.e. una enfermedad. Tengo amigos que tienen la enfermedad de Parkinson que han vivido en el campo, cerca de campos en que los agricultores han usado agroquímicos y parece que hay una correlación entre ambos fenómenos. Un experto me dijo que todavía no saben la causa, como igual anteriormente no sabían la causa de cáncer de pulmón y el fumar.

giovanni dijo...

No quedó claro la penúltima frase de mi comentario. Quería decir:

Tengo amigos que tienen la enfermedad de Parkinson y descubrimos que ellos han vivido cerca de campos en que los agricultores han usado agroquímicos. Parece que hay una correlación entre ambos fenómenos. Un experto me dijo que todavía no saben si esa correlación indique o apunta la causa, como anteriormente tampoco sabían si la correlación entre fumar y cáncer de pulmón era una relación causal.

enric batiste dijo...

¡Es un placer el diálogo contigo!