jueves, 29 de diciembre de 2016

Eurídice herida y liberada...

Sabino Medina y Peñas: La ninfa Eurídice mordida por la víbora, 1865.


Te mereces vivir, también amar
 y que vivan también tu cotidiano
los hombres que ahora viven junto a ti.



2 comentarios:

Rynaldo Fortoul dijo...

Si antes estábamos conectados vía postal, imagina ahora con las redes sociales.
-Lo cotidiano puede llevar elementos interesantes si se enlaza de forma apropiada lo universal con lo personal. En realidad, lo cotidiano es la arcilla con la que moldeamos nuestras obras y nuestras vidas.

enric batiste dijo...

Comparto tus palabras, reflexiones,
reflejos cotidiano-universales...

Y un abrazo pendiente desde ahora