sábado, 5 de octubre de 2013

Tras un cuarto de siglo: paradoja...



Me queda la cultura y la ética
de haber dado todo cuanto he sabido...

3 comentarios:

Isabel dijo...

¡Qué mayor alegría, la del trabajo bien hecho!

No todos pueden decir lo mismo.

Abrazo

Galatea dijo...

Y la cabeza alta, bien alta.
Y los ojos abiertos a la dignidad, al deseo.
Besotes

Ester Absenta dijo...

Com va dir en el seu dia un príncep menut i entranyable: "És el temps que has dedicat a la teva rosa que la fa important".

I què pensa la rosa???!!!