sábado, 31 de diciembre de 2011

Prometerse a la vida...



El viaje que nos lleva de la vida
A solas solamente tan a solas
El viaje y el viraje hacia uno mismo
El cabo de la barca que se extiende
De viaje hasta una Ítaca pensada 

De viaje hasta una Ítaca sentida
De viaje en este viaje en este viaje
De utópico destino... desembarque
De barca que se piensa que se siente
Tan dentro el pensamiento el sentimiento
De las mujeres y hombres que navegan
En el supremo gozo del vivir
En el gozo supremo de este viaje
De este sentir supremo de la vida
De este sentirse a tientas que estás vivo
Tan vivo que te vives te desvives
En viaje de la vida del vivir
Tan íntimo y a solas sin testigos...



Felices más felices más felices...

3 comentarios:

marcelo dijo...

Somos vida hasta de muertos;
porque dejamos un rastro un poso al vivir. El que hace que los demás reflexionen en el pasado sembrado en la vida.

Me has hecho pensar en la vida sembrada.

unha aperta, abraçada.

Laura Uve dijo...

Itaca de Kavafis es una faro en mi vida... tú lo recreas maravillosamente bien.

Un abrazo grande grande...

Isabel dijo...

Así vivimos: tan íntimos y a solas, como vinimos.

Precioso y sentido poema para empezar o continuar.

Abrazos.