miércoles, 15 de septiembre de 2010

Mujer que generosa regenera...

Imagen extraída de este blog



"Por los altos andamios de las flores"*,
en sus propias palabras definida,
en esencia, Impatiens es capaz
de mudar la impaciencia en paciencia,
y precipitación en rapidez,
que irritabilidad sea compatible
con esa compasión, delicadeza
y cierto modo afable en el obrar,
y en cierto modo ético y estético
dar sentido al pensar, actuar, vivir...


y a un beso en las palabras de impaciencia,
impaciencia que espera imprescindible
impaciencia esperando necesaria,
impaciencia impaciente por crear
nuevos brotes que surjan impacientes
de vida y de caminos por andar,
impaciencia e ingenio para dar
un paso y adelante dos tres pasos,
impaciencia impaciente al caminar,
para regenerarse en su esencia


la  audacia cegadora e impaciente
en esencia disuelta de esa flor,
en hechos cotidianos tan terrenos,
en nubes de los sueños más humanos,
en el paciente desvelo y cuidado
del mundo, verso a verso, flor a flor
regados de una en una de uno en uno,
con paciencia impaciente por tener
la fiesta del jazmín, fruto nacido
y toda flor en flor, fruto incipiente.






* El primer verso pertenece al poema Elegía de Miguel Hernández, poeta para mí imprescindible del que celebramos en 2010 su centenario. Va en su homenaje.

4 comentarios:

Laura Uve dijo...

Hola Enric, ya sabes cómo me gusta Miguel Hernández... y voy léyendote...
Así tenemos dos casas ¿no?, la mía que no existe y la tuya que empieza...
Una abrazo

Isabel dijo...

"Impaciente al caminar para regenerarse en su esencia"

cómo abundas en las palabras, no entiendo de poesía pero me quedaría con muchas.

enric batiste dijo...

Laura,
Tu casa es un camino en un destino,
la mía, un vacío por llenar.

Un beso de poemas de Miguel

enric batiste dijo...

Isabel,
Habrás visto que intento descubrir
matices escondidos en palabras
que guardan lo que tienen que decir...
Quizá la poesía sea eso,
por lo menos, al menos, para mí.


Me encanta el avatar de tu sin nombre

enric