viernes, 27 de agosto de 2010

Impatiens parviflora

 Fotografía de Ofelia Gasque 

Replanto la impaciencia de esperanza,
la esperanza impasible de los labios
pacientes y pausados sin resabios,
tus flores en el campo de labranza.

Recolecto las plantas de los sabios
antiguos campesinos sin tardanza
y las aguas circulan con su danza
sin penas sin sudores sin agravios.

Respiro el silencio que se enciende
de amor y de belleza hasta dejarme
las ganas de empezar de quien aprehende

meciéndose en mis manos sin atarme
a fuerzas primigenias, y por ende
entrando en esta tierra hasta ensuciarme...

4 comentarios:

Isabel dijo...

!Qué bella flor!
Es curioso cómo en la naturaleza está todo.
Como en tus bellas palabras que completan tan bien la fotografía y veo mi impaciencia esperanzada.

Mercedes González dijo...

Bellas palabras que hablan de plantas, de esperanza, de labios, de tierra madre... de flor... de amor.

Y un aroma de biznaga impregna aún mis manos que entierran su esencia, y sopla un aire fresco que te busca (por Barcelona).

;) Besos

Sra de Zafón dijo...

ohhh los poetas!!!! admiro mucho esa capacidad!

Muy bello lo que has escrito y muy bello lo que te dice Mercedes.

Besos

Laura Uve dijo...

Me deja sin aliento esa flor... espectacular!!
Y ese poema es de los que calientan el corazón. Muy bonito.
Un abrazo cálido