lunes, 18 de octubre de 2010

Mujer viva decide revivir

El beso, Gustav Klimt, 1907-08

Has sellado tus labios en la muerte,
los labios en la flor más sempieterna,
la flor sobre tus labios siempreviva,
la flor sobre tus labios en tu suerte.

Has cerrado tu puerta de la vida,
igual que en el momento en que naciste,
dudando en el instante entre tu muerte,
dudando en el instante entre tu vida.

Fui yo u otro yo quien se saltó
la norma estipulada en este mundo
y poniendo mis labios en los tuyos
los labios de mi vida en tu muerte,
mi aliento en tu aliento mortecino,
mi aliento en tu aliento derritiendo
la cera de la vida en el aire,
la cera de la vida estremecida,
la cera de la vida, por los aires,
en tus labios, tu lengua, tu garganta,
en el grito ahogado en un instante
ante el riesgo de muerte de tu vida,
ante el juego y capricho del azar,
fui yo quien decidió cambiar la suerte
y jugarse el todo por el todo por el todo,
el todo por el todo por el todo...
quien traspasó fronteras en tu muerte
entrerrada en tu cuerpo sin tu vida,
quien rescató la tierra entre tus manos
por rescatarte y rescatar la tierra,
tu tierra de matriz generatriz,
en donde todo queda por plantarse,
en donde todo queda por vivirse,
en donde tú y yo, que decidimos,
al nacer revivir, vivir, vivirnos
nos hemos reencontrado nuevamente,
nos hemos reencontrado donde antes,
nos hemos reencontrado en el principio,
nos hemos reencontrado sin el tiempo
sin pasado presente sin futuro,
en la vida de muerte que da vida
donde hemos encontrado sin buscarlos
estos labios sellados hace tiempo,
el tiempo en el sello de los labios
a tiempo por vivir intensamente,
el tiempo, labio a labio, sobre el sello
de la vida en el tiempo más vital...

6 comentarios:

Arancha C. dijo...

La muerte está en la vida, imbricada con ésta... Complicado, ¿verdad?

Rayuela dijo...

aplaudo de pie!
bravoooooo!

mil besos*

enric batiste dijo...

Arancha,
No es complicado es cierto malgré tout!

enric batiste dijo...

Rayuela,
¡Los mejores aplausos son tus versos!

marce dijo...

Muy buenas, es sorprendete que todo cuanto hacemos es evitar la muerte. Vivir es auyentarla y ella nos da vida. Es la gran paradoja de la vida/muerte. El hacer que se evapora en nuestra finitud y permanece en la memoria de los demás. Es vivir después de muerto, después de hacer.
El movimiento, no podemos dejar de movernos ya que el movimiento es vida... .alguien puede imaginar un mundo estático?....
Pero solo hay vida si alguien puede recordar, imaginemos un mundo sin seres racionales, solo nosotros somos conscientes de la muerte?

Aplaudo con Rayuela.

enric batiste dijo...

Esta complejidad tan viva y muerta
presente en la trama de las hojas
moviéndose del haz hasta el envés
¿será sólo recuerdo racional,
o quizá sea un pálpito profundo
en materia organismo que se vive,
que se vive y se piensa en reflexivo?

Abrazos de preguntas compartidas